Málaga Innovadora

Síguenos en:

Facebook Twitter
Inicio | Gestión municipal inteligente > Centro de Control de Autobuses

Centro de Control de Autobuses

Uno de los principales retos de cualquier ciudad sostenible es que el transporte público se la opción elegida por los ciudadanos, frente al uso del coche particular. Esto solo lo logran las urbes con un transporte público de calidad, que viene determinado en gran medida por lo puntual y por lo poco contaminante que sean los autobuses.

El Ayuntamiento de Málaga, ha mejorado notablemente la puntualidad de su flota de autobuses, hasta en un 95%, gracias a:

  • Un sistema instalado en la flota y en los semáforos, que permite que éstos últimos se pongan en verde cuando se esté acercando el autobús,
  • La incorporación de un dispositivo GPRS, a través del cual la flota permanece localizada en todo momento. Esto permite conocer la distancia entre un autobús y otro y enviar información a los paneles de las marquesinas, a la vez que facilita la gestión inmediata de los incidentes y averías que puedan presentarse, con el fin de reestructurar el servicio y causar el menor perjuicio posible al ciudadano.

Otro de los factores que determina la calidad del transporte público de una ciudad es su sostenibilidad, es decir, que contribuya a mejorar las condiciones medioambientales. Es por ello que la EMT:

  • Prueba la incorporación de autobuses eléctricos. Recientemente se ha presentado el Proyecto Victoria, un sistema para cargar un autobús 100% eléctrico en movimiento y sin cables.
  • Obtiene, año tras año, vehículos con motores menos contaminantes y la utilización de combustibles alternativos al gasóleo, que permiten la reducción anual de casi el 36% de emisiones de CO2 a la atmósfera. Más información, aquí.
  • Gran parte de su flota de autobuses funciona con biodiésel, en concreto el 77%. Más información, aquí.
  • El lavado de autobuses se realiza con aguas recicladas, lo que supone un 24% de ahorro de consumo.
  • Los vehículos utilizan una caja de cambios automáticas de última generación, denominadas “Topodine”, que permite memorizar los trayectos, lo que supone un ahorro de combustible entre el 3 y el 5%.